Sucesión… eso que no queremos afrontar

Здесь новыешаблоны Joomla
креативные Joomla шаблоны.

A esta altura de las circunstancias parece más o menos claro que la sucesión es un tema complejo, y que su complejidad radica fundamentalmente en que irse de un lugar donde uno está bien, no le gusta a nadie.

Dejar mi espacio, traspasar mi rol, hacerme a un lado, que otro ocupe mi lugar, y… hace falta una gran fortaleza yoica para hacer eso. ¿Por qué?, porque supone un duelo, una pérdida, porque hay algo en mí que se muere, que deja de ser. Y a esto se le suma que esa pérdida es solo en mí, porque hay otro que viene a ocupar ese lugar, hay otro a quien irán con pedidos, diálogos, reconocimientos, el espacio (rol) no se muere conmigo, sólo yo desaparezco de escena. Es muy fuerte.

 

Por eso es común que los líderes, - dije “líderes”, no “líderes organizacionales” porque lo que sucede en grandes empresas es sólo una pequeña muestra de lo que sucede en política, en empresas familiares pequeñas, medianas o grandes, en instituciones, en ámbitos de poder, en la vida -, es común que se resistan a abandonar sus puestos, que lo hagan cuando no tienen otro remedio, y que no tengan en su agenda la formación y la transición hacia un sucesor.

Tampoco es posible omitir cuando hablamos de sucesión, hablar de poder. Una verdadera sucesión significa estar dispuesto a abandonar en otro el poder que hoy detento y eso, eso es cosa seria. Ya sea que leamos “poder” como algo individual, personalista, que me brinda privilegios, o bien, que leamos “poder” como capacidad de acción, movimiento de voluntades, ejercicio y ejercido en pro de una superación personal o colectiva, lo cierto es que es muy difícil abandonarlo en otro.

¿Qué nos queda entonces? ¿Resignarnos a que es muy complicado?, ¿a que algunos podrán plantear una sucesión efectiva y otros no?. Abandonar el intento de gestionar la sucesión no es una respuesta. Es posible hacer algo distinto, aun cuando en mi posición de líder me toque estar del lado del que se va.

La Sucesión es un resultado, es un acto de transferencia, es el punto del ser y del no ser. Pero llegar a ella es un proceso y de lo que se trata es de trabajar en ese proceso para que el acto pueda acontecer con mayor fluidez, con menos dolor, con mejores expectativas y generando un  clima positivo, que sabemos fomenta en las personas a dar más de sí.

El proceso de Sucesión involucra la integración de momentos que incluyen al que toma, - la identificación y evaluación del sucesor -, al que da, - la trayectoria a la que se encamina el sucedido -, la ecología, - el impacto en el ámbito en que se producirá la sucesión (la organización)-, y la transición. Calibrar, conjugar y secuenciar esos momentos, manteniendo la motivación, el interés y el esfuerzo, es casi un arte, pero dado que se trata de personas,  en la era de complejidad y la diversidad, va siendo tiempo de despedirnos de las ilusiones mecánicas.Sucesion

JoomShaper